Breathe new life

¡Saludos, mis lectores!

Tras muchas semanas de no dar señales de vida, hoy os mando mi informe de situación.

En primer lugar, decir que estas semanas he podido retomar muchas aficiones que tenía abandonadas, al haberme librado en diciembre de todo el trabajo de redactado de mi doctorado en tecnología. Así que vuelvo a grabar y publicar podcasts con regularidad, vuelvo a jugar a videojuegos, vuelvo a ver series de televisión, vuelvo a jugar a juegos de mesa y de miniaturas… e incluso he retomado la lectura, afición a la que poco tiempo pude dedicar el pasado año.

Además, he estado también estudiando nuevos campos de la ciencia computacional, como son el “Machine learning” y el “Deep learning”, ya que sus técnicas son ampliamente aplicadas en prácticamente todas las formas de negocio modernas. Opino que es una materia clave y que merece la pena profundizar en ella. Eso y que la inteligencia artificial siempre me ha apasionado, dentro y fuera del mundo de los videojuegos. En los últimos meses he leído y realizado las prácticas de dos libros muy útiles, que cito y muestro a continuación:

  • Muller, A. C., & Guido, S. (2017). Introduction to machine learning with Python: a guide for data scientists. O’Reilly Media.
  • Gulli, A., & Pal, S. (2017). Deep Learning with Keras. Packt Publishing Ltd.

Como he dicho, he retomado la regularidad de los podcasts y me siento especialmente animado con los dos, tanto con Logro desbloqueado como con La Biblioteca de Tizca. En el primero, tenemos un año muy interesante por delante, ya que aun teniendo pendiente terminar la serie de programas especiales sobre Silent Hill y con un muy interesante especial sobre Resident Evil en ciernes, tenemos por analizar títulos muy variados: Ace Combat 7: Skies Unknown, Anthem, Left Alive, Devil May Cry 5, Tom Clancy’s The Division 2, etc. Sobre The Division 2, debo decir que estoy muy entusiasmado con el juego, que sale en menos de dos semanas. Acabo de jugar a la beta abierta del juego y la he disfrutado al máximo. Ya había jugado a la “alpha” y a la beta privada, pero la abierta la he saboreado mucho más, porque he jugado todo su contenido al 100%: tres misiones principales, cinco misiones secundarias, la misión de introducción a la Zona Oscura Este de Washington DC y los pisos francos y puntos de control varios que pueblan los distritos abiertos de la beta.

1548137041_900064_1548137109_noticia_normal

Tom Clancy’s The Division 2, mi videojuego más esperado del año.

Respecto a mi lectura, aparte de estudiar los libros antes mencionados, de terminar al fin La Marca de Calthy de leer algunos relatos que mis oyentes me mandan de vez en cuando, pues he leído los relatos cortos que venían en el libro gratuito que la editorial Black Library regaló hace dos sábados en su día de celebración anual. También tengo sobre mi escritorio el primer ómnibus de Los Fantasmas de Gaunt, de Dan Abnett. ¡Por fin voy a poder empezar con esta gran obra maestra!

En cuanto a videojuegos, además de jugar hoy la beta de The Division 2, en febrero jugué un par de semanas a Ace Combat 7: Skies Uknown y me lo he pasado de cine tanto en su modo historia como en sus modos multijugador (y eso que en los últimos años me he vuelto un lobo solitario en los videojuegos, por ser muy diferente en gustos a casi todos mis compañeros de juego). También he retomado Fire Emblem Warriors, un juego del género “musou” ambientado en el universo de Fire Emblem, una saga de rol táctico muy interesante que descubrí hace años con la gran obra maestra que fue Fire Emblem Awakening, para Nintendo 3DS.

Sobre las series que sigo, el mes pasado miré de nuevo entera la serie anime de RahXephon, además de conseguir de segunda mano y en perfecto estado los tres tomos de su versión manga, editada en España por Norma Editorial. También veo de vez en cuando algunos capítulos de Wolf’s Rain junto a mi novia, y me estoy poniendo al día con Gotham, terminando ya la cuarta temporada, ya que este es año terminará la quinta y última temporada de esta gran serie. De vez en cuando también miro alguna temporada de South Park. Ya que no me interesa nada de lo que estrenan en el cine desde hace muchas semanas, pues al menos tengo cosas que ver en casa con tranquilidad.

 

e973237c9625f4db44a8cb68abcde35e

Boceto artístico de RahXephon, una de las series anime más interesantes y abstractas que he visto.

Aparte de todo esto, he querido dejar lo más importante para el final. Hace unos días, mi querida abuela Gloria, que el pasado agosto alcanzó la nada desdeñable edad de 100 años, y con sus facultades físicas y mentales en muy buen estado (que ya quisieran muchos), tristemente falleció. Me quedo con el recuerdo de cómo nos crió y cuidó a mi hermana y a mí siempre que nuestros padres trabajaban, con la diligencia que mostraba en todas sus actividades, con el carácter risueño y jovial que mostraba siempre (sobre todo cuando había mucha gente a su alrededor) y con los muchos buenos momentos que pasé a su lado. Con motivo de su fallecimiento, el pasado miércoles viajé a Galicia junto a mi familia para dedicarle en su tierra la misa y la despedida que ella deseaba y que sin duda merecía. Fue un encuentro bonito, pues nos juntamos prácticamente toda la familia (y gran parte de su pueblo también), y todos quedamos en paz tras verla descansar habiendo sido cuidada por su familia hasta el último momento. La sensación agridulce de este viaje es esta: por un lado el echarla de menos (aún no me he acostumbrado a no tener que entornar la puerta de mi habitación por las noches para que la luz no la molestase, a no oirla por la mañana hablando con mi madre y con nuestra asistenta, e incluso a no tener que detener de vez en cuando mis tareas porque nos pedía algo) y por otro el tener la conciencia tranquila de que nos tuvo siempre que nos necesitó y de que literalmente la cuidamos hasta el último momento. Creo que alguien que llega a tan longeva edad, no puede pedir más que estar siempre en compañía de los suyos y que estos le rindan el homenaje que merece por todos sus años de compañía y ayuda. Adiós, abuela, que descanses en paz y que sepas que absolutamente todos te brindamos nuestros pensamientos, nuestro duelo y nuestra añoranza estos días al rememorarte.

Captura

Así de espléndida recibió mi abuela el ramo de flores del Ajuntament de Girona el pasado agosto, cuando cumplió sus 100 años de edad.

Como veis, este 2019 está siendo un año muy intenso y de cambios para mí, en todos los aspectos de mi vida. Pero lo único que puedo decir, es que hay que seguir adelante pese a todo. Por mucho que el camino nunca sea como uno espera, la experiencia enseña a adaptarse y encontrar siempre el modo de seguir, a través del autoconocimiento y de la paciencia. Así que por ahora mi tarea es seguir siendo yo mismo, alcanzar todo lo que siempre he querido alcanzar y mantener siempre en mi recuerdo a toda la gente que jugó un papel importante en mi vida y que me ayudó a ser la persona que soy, fuesen familiares, amigos o compañeros. Pues sólo con nuestros recuerdos y nuestros deseos, somos al fin capaces de moldear y cambiar nuestro futuro.

jade-breathe-new-life-sm1

Breathe new life, de Jade Pfeifer.

Estos son mis pensamientos a primeros de marzo, tras todo este torbellino de sucesos.

Hasta nuestro próximo encuentro, compañeros.