Fear not this night

¡Muy buenas, lectores!

No, hoy no os voy a dar la brasa con otra reseña acerca de Silent Hill. Hoy vengo a poneros al día acerca de mis experiencias estos últimos días. El título de esta entrada viene dado de que escucho la banda sonora de Guild Wars 2 mientras escribo estas líneas.

maxresdefault

He pasado dos semanas algo encerrado puesto que mi madre ha disfrutado de un viaje de dos semanas al Perú y he quedado a cargo de mi padre y mi abuela. Lo cierto es que me han dado menos quebraderos de cabeza de lo esperado, pero es algo angustioso vivir así porque, al menos durante el día, cada poco rato te llaman por algo y no hay nada que puedas hacer que requiera concentración o siquiera un buen rato seguido.

Pero he tomado este pseudo arresto domiciliario para dar un empujón a muchas cosas. Tres tardes sí he tenido para dedicar a la revisión de mi manuscrito final, algo que agradezco porque noviembre fue un mes muy caótico en el que apenas pude dedicarme a nada que requiriese concentración. También he engrasado los engranajes de mis podcasts, grabando dos o tres de ellos para satisfacción mía y de mis seguidores. Como véis, también he logrado poner al día el blog y llegar a la deseada media de una publicación semanal. Incluso he tenido algo de tiempo para escuchar algunos de los más de 30 programas de radio pendientes de oír que se me han ido acumulando en iTunes.

Captura

Se puede apreciar en el registro de actividad el gran esfuerzo dedicado a mi blog desde setiembre. Algo que también se refleja en sus estadísticas.

En cuanto a lectura, que es sin duda en lo que voy más atrasado este año, en breves termino La Ciudad Doliente: Bienvenidos a Silent Hill y espero poder terminar después La Marca de Calth y leer uno o dos libros más. Tengo a la espera obras del calibre de Soul WarsLos Fantasmas de Gaunt. Este año habrá bajado mi media de lectura, que no era de por sí muy alta tampoco (el año pasado apenas leí seis novelas en total). Pero es difícil dedicar el mismo cuidado a todas las aficiones, especialmente cuando requieren tanto esfuerzo por mi parte.

Acerca de series, pues lo cierto es que este año he visto las nuevas temporadas de Castlevania y de Daredevil. También he visto The Haunting of Hill House y estoy viendo Arrow durante las sesiones de entreno nocturno en el gimnasio (ya voy por la tercera temporada, casi llevo media serie en menos de dos meses). El gusanillo del superhéroe vuelve a tener hambre y por recomendación de un buen amigo, Xabico del podcast Conocimiento Innecesario, estoy leyendo los cómics de Batman “Tierra de Nadie”. De hecho ayer tuve el placer de reunirme con Xabico, sus Sospechosos Habituales y el gran Lewis de El archivo de Gotham para charlar en uno de los podcasts más divertidos a los que se me ha invitado: ¡un especial sobre Batman! Fueron como cinco horas de conversación, risas, pullitas y datos muy interesantes acerca del universo de DC. Como la invitación me llegó hace semanas, este pasado mes estuve viendo muchas adaptaciones animadas del Caballero Oscuro: Gotham a Luz de Gas, Justice League Dark, Batman y Harley Queen e incluso Batman contra Dos Caras. Sigo con ganas de echarle el guante a los recopilatorios de los tres años de Injustice.

Los videojuegos no han jugado un papel muy protagonista en mi agenda, más que nada por el problema que he comentado de no poder dedicarme a una actividad sin interrupciones constantes a mi alrededor, para frustración mía y de mis contertulianos de Discord. Pero sí he sacado algo de tiempo para jugar a Darksiders III, por ahora, bastante decepcionante para mí. Sigo jugando a Guild Wars 2, por primera vez con gente en mi clan y, por lo tanto, con variedad de razas y profesiones en mi grupo. A ver si logramos hacernos pronto con nuestra sala de clan de la Ciudad Perdida de Taris. También he jugado también algún rato suelto a Diablo II: Lord of Destruction y a Sacred Gold con mi novia y un par de amigos. Ya veis que en cuanto a videojuegos ha sido un picoteo más que sesiones continuadas.

98ca9Image-01-Guild-Crystal-Cave-590x331

Mi plan es, tan pronto mande el manuscrito, seguir poniendo al día mi podcast de La Biblioteca de Tizca y empezar a leer y pintar más miniaturas durante el leve respiro que es tener tu trabajo en revisión de nuevo. Espero poder dedicarme a ello plenamente, pese a las distracciones navideñas. Para cuando termine el año me gustaría hacer una lista de todo lo que he logrado llevar a cabo este 2018. Estoy seguro de que será una lista más larga y variada de lo que esperaba, pese a que no ha sido el año que esperaba que fuese.

Y vosotros, ¿cómo esperáis que termine vuestro año, lectores?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s