El caloret

¡Buenas, mis lectores!

Acabo de llegar al despacho de mi facultad y menudo calor que hace. ¡Ni con el aire acondicionado a máxima potencia! Parece que tras el vaivén de mayo y junio, con sus temperaturas variables y sus tormentas que van y vienen, el calor se ha instaurado ya de forma oficial. Así que con esta agridulce sensación por mi parte, que soy mucho más de frío que de calor, os cuento mis últimas actividades.

Como ya sabéis, la semana pasada pasé unos días en Madrid con motivo de asistir y participar en el Congreso Español de Informática Gráfica (CEIG). Me gustó mucho conocer gente de todos los grupos de gráficos del país (que la verdad, no son tantos para el enorme trabajo que se está haciendo). Tuvimos debates, conversaciones interesantes y charlas más banales. Salimos a cenar y de fiesta. Incluso también intercambiamos redes y recomendaciones varias. Lo cierto es que me encantaría hallar el modo de poder asistir de nuevo el año que viene, que se celebrará en San Sebastián. Pero para ello debo lograr encontrar un sitio desde el que poder seguir publicando trabajos científicos una vez finalice mi contrato vigente en la Universitat de Girona, que está a apenas un mes de expirar. Veo difícil cumplir este objetivo, pero no por ello dejaré de intentarlo, ya que recibí muy buena respuesta e incluso halagos tras mi presentación el pasado jueves en el congreso. Creo que valgo para esto y que, tarde o temprano, encontraré un sitio en el que encajar bien y de forma más estable.

Llegado al fin de semana, por fin pude descansar una cantidad de horas decente y sábado me acerqué con mi novia a la tienda de Games Workshop de Girona para recoger el recién lanzado Soul Wars, del que tal vez os hable más adelante puesto que representa mi incursión al fin en el universo de Warhammer: Age of Sigmar, con el que he ido coqueteando mediante “juegos de especialista” como Silver Tower o Shadespire. Además, la gente del podcast La Voz de Horus, que suelo recomendar para seguir la actualidad y el estado de las reglas de este fabuloso juego de miniaturas, se ha embarcado en otra aventura radiofónica llamada La Voz de Sigmar, para contar el trasfondo de este universo. ¡No podían llegar en mejor momento! Con la recién salida nueva edición del juego de miniaturas y mi firme introducción al mismo.

60010299013_AoSSoulWarsENG01

Mi ejército de Nighthaunts ya está ensamblado y listo en la mesa. Esta tarde, los Stormcast Eternals de mi novia se unen a la batalla 😛

En cuanto a videojuegos, hasta antes del congreso estuve avanzando más en Dark Souls II: Scholar of the First Sin. Ya me acerco a la recta final y estoy jugando los “DLC” antes del enfrentamiento final. La verdad es que mi sensación con el juego sigue siendo agridulce en cuanto a algunos enemigos finales… pero por sus pequeñas y fragmentadas leyendas y por su diseño artístico, por ahora me sigue pareciendo el juego más absorbente de la saga. Aunque puede que mi opinión cambie tras jugar la tercera entrega, que tengo lista y a la espera de terminar esta larga segunda parte. También he estado avanzando mucho este fin de semana en Assassin’s Creed Origins. Llevo ya un 68% del juego completado y unas casi 40 horas jugadas. Lo cierto es que me está encantando el juego y ya estoy más que acostumbrado a su sistema e interfaz. Me ha costado un poco al principio abandonar la mecánica de perfiles y el combate con interrupciones. La nueva mecánica, mucho más exigente y espectacular, le da al juego la tensión que necesita, ya que antes un solo Assassin podía enfrentarse a 40 soldados que iban atacándote de 3 en 3 pidiendo vez y que ibas matando con un simple “Quick-Time-Event”, mientras que ahora si se te juntan 3 enemigos o más lo puedes pasar muy mal independientemente de tu nivel y de la progresión de la historia.

Esta semana mi idea es desligarme de algunas obligaciones cotidianas para centrarme mucho más en mi trabajo. Al menos durante lo que dure el verano. Eso sí, manteniendo las tres tardes de gimnasio a la semana (ya he perdido más de 3kg y la verdad es que aunque por fuera no se note mucho yo sí lo noto en mi día a día) y siempre dejando una leve frontera para mis aficiones más “roba-vidas” como son los podcasts y el hobbie de las miniaturas. Así que además de pegar un acelerón para tratar de finalizar lo antes posible mi tesis y buscar un sitio desde el que seguir investigando o dando clase, la idea es seguir haciendo ejercicio para mejorar mi forma física y recuperar el hobbie de ensamblar y pintar miniaturas para desconectar de las pantallas que tantas horas de mi vida ocupan.

Todo esto, mientras aguanto el calor que tanto me castiga… pero me he visto en peores situaciones, así que se aguantará como buenamente se pueda. Con aire acondicionado, bebida fría y algún que otro chapuzón cuando se pueda.

¡Muchos ánimos con vuestras vacaciones o vuestros proyectos veraniegos, mis lectores!

¡¡¡Hasta la próxima!!!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s