Teme al hombre de un solo libro

¡Saludos, mis lectores!

Espero que el marzo os esté sentando bien. En Girona el clima sigue loco, como siempre, pero guste o no guste la primavera está al caer y hoy, en pleno martes 13, escribo unas líneas para contaros mis andanzas.

En primer lugar decir que en lo laboral estoy varado en un atolladero a causa de una fórmula que no alcanzo a concebir. Debo encontrar una expresión para un balance energético y llevo más de dos semanas dándole vueltas… espero que esta sea la buena, porque es el último obstáculo que se interpone entre el título de doctor y yo. Por otro lado, las otras ramas paralelas de mi trabajo van viento en popa y espero poder hablaros de ello bien pronto.

En cuanto a aficiones, ha habido una cierta calma durante las últimas semanas. No he jugado a Shadespire ni a Silver Tower, pero sí me he puesto al día de muchas cosas. En primer lugar, he visto un par de películas del universo Marvel que tenía pendientes: Spider-man Homecoming y Doctor Strange. Lo cierto es que me han entretenido, especialmente la segunda. Estoy a tan sólo un par de filmes de ponerme al día con este mundillo. También trato de reencarrilarme en el mundo del podcast. Mientras escribo esto, escucho El Octavo Pasajero, mi podcast favorito sobre cine. Entre este, El Complejo Lambda, Game Over y La Voz de Horus, tengo diez programas pendientes que espero poder escuchar mientras trabajo o hago otras cosas entre hoy y mañana. Por suerte, he recuperado el ritmo con mis propios podcasts, ya que estas pasadas semanas he publicado sin fallo los programas requeridos y esta semana tengo planeado publicar dos de La Biblioteca de Tizca, para acelerar un poco ya que estos días estoy más lúcido con mis aficiones. Sobre libros, mi colección sigue creciendo, pues hace dos lunes me hice con Fuego Letal de Nick Kyme, y ya suman ocho libros en cola para ser leídos cuando termine con Traidor de Aaron Dembski-Bowden.

portada___201710171015

Mi última adquisición literaria de La Herejía de Horus.

Como nueva afición, aprovechando que el HumbleBundle que he adquirido este mes incluía una colección de quince libros sobre creación de videojuegos, me he hecho con la aplicación RPG Maker MV y a ratos voy leyendo un libro que enseña cómo crear un juego de rol en un fin de semana. No podré realizarlo en un fin de semana real, ya que no dispongo de un fin de semana completo para tal labor, pero sí es cierto que se progresa muy rápidamente, pues en apenas diez páginas y una hora de dedicación, he creado el pueblo principal de la aventura junto a los interiores de tres de los cuatro edificios que lo componen. Me gusta seguir con una afición algo más creativa que las demás. Y espero aprender lo suficiente como para crear algo 100% mío el próximo verano, siguiendo un guion que empecé a tejer hace unos meses.

Captura

El tranquilo pueblo de Eagle’s Crossing.

También como novedad, me he reencontrado bastante con el mundo de la filosofía. No sólo a raíz de la serie de televisión Merlí, sino también gracias a que buscando información sobre David Hume (autor favorito de mi novia), encontré un programa de televisión de Argentina, titulado “La Aventura del Pensamiento”, donde se repasan muchos de los autores más clásicos de la filosofía. Así que tras refrescar mis conocimientos sobre la vida y la obra de Hume, luego decidí empezar desde el principio con Platón, Aristóteles, Santo Tomás (de ahí el título de mi publicación de hoy), Hobbes, etc. Recomiendo mucho el programa, que podréis encontrar en Youtube o en Ivoox, por ejemplo. Y recomiendo empezar por Platón, que sé que no es de gusto de todos pero que sin duda es de las mejores formas de adentrarse en la filosofía. Me gusta sentir cómo mi pasado siempre va y vuelve, y se entremezcla entre mis aficiones.

También he notado estos días es que tengo un voraz apetito de juegos de miniaturas y no encuentro el momento de satisfacerlo. Estoy deseando que salga ya el nuevo libro de ejército de los Necrones, de Warhammer 40,000. También tengo ganas de sacar algunos de los juegos de tablero más grandes y legendarios que duermen bajo mi cama desde hace años: StarCraft: Brood War, La Herejía de Horus, Juego de Tronos, Guerra del Anillo y muchos otros. Además aún tengo que estrenar Alien vs Predator: The Hunt Begins, Diskwars, Runewars y dos expansiones de The Others. Como siempre, el precio de poner aficiones al día es que al menos una de ellas vuelve a quedarse atrás por falta de atención.

edgsc01

Un auténtico juegazo de estrategia, inmersivo y divertido como pocos.

En fin, a esto me he dedicado estos últimos días. Mientras en los medios sólo se manipula y se hace demagogia, yo sigo filtrando con mucho rigor las noticias con las que nos bombardean. Hace tiempo que sólo me pronuncio en claro en mi blog y con contadas amistades a las que tengo la confianza suficiente y a los que conozco lo bastante como para que no me crucifiquen por tener criterio propio, por tener ideas distintas a las modas, y por no moverme con el viento como hace la mayoría que cree defender alguna causa superior o hacer frente a algún ataque “conspiranoico”.

Espero que tengáis una muy buena entrada a la primavera. Que sus cambios no os alteren demasiado y que nada se interponga en vuestros objetivos y ambiciones.

¡Hasta la próxima, amigos!