Warhammer Quest: Silver Tower

warhammer-quest-silver-tower

A lo largo y ancho de los Reinos Mortales se cuentan leyendas de la Silver Tower. En todas ellas una variopinta banda de campeones, del bien y del mal, se ve obligada a luchar por los dominos cambiantes de uno de los nueve Gaunt Summoners de Tzeentch.

Algunos de estos campeones cooperan. Otros sólo luchan por sí mismos. Hay quienes pretenden adquirir un don del señor de la torre, y quienes sólo anhelan conocer su nombre verdadero y así obtener el poder para derrocarle. Sea cual sea su intención, en las leyendas todos los campeones pelean codo con codo mientras superan los horrores demenciales de la Silver Tower. Han de matar monstruos horrendos, resolver intrincados acertijos y completar arduos rompecabezas, con la amenaza de la muerte siempre presente en caso de no tener éxito.

En dichas aventuras, los mayores campeones logran acrecentar su fuerza y su renombre al ir venciendo cada reto, hasta enfrentarse por fin al Gaunt Summoner y obtener riquezas, poder y la libertad. Claro que, por cada una de estas historias que culmina con éxito, existe otra que acaba tan sólo en locura y desesperación.


¡Saludos, lectores! Hoy os traigo la primera reseña sobre juegos de mesa del año. Un año que empieza bien, habiendo jugado bastante a Citadel Combat Cards, a Guilty Gods y a Warhammer Quest: Silver Tower. Justamente este último es el título que voy a comentar hoy.

Género: Juego de mazmorras cooperativo para de 2 a 4 jugadores.

Duración: Variable. Aproximadamente 2 horas por partida, de media.

Dificultad: Media (Por el montaje de miniaturas, porque el juego es muy sencillo)

Precio: 125€

Ambientación

Warhammer Quest: Silver Tower es un juego en el que la ambientación lo es todo. ¡Y desde luego se esmera en este sentido! En la guía de reglas encontraréis un extenso trasfondo acerca de la Silver Tower y sus leyendas, así como también de cada uno de los seis héroes que se aventurarán en ella e incluso de cada uno de los enemigos a los cuales dichos héroes podrían cruzarse en sus aventuras. Merece la pena leer en voz alta cada uno de los pasajes del libro y de las cartas de exploración, para que la ambientación no se pierda en ningún momento.

6614588b4dc0dc8ebaa5ea5449797c51

Dicha ambientación tiene lugar en el universo de Age of Sigmar, el juego de batallas fantásticas de Games Workshop, heredero y sucesor de Warhammer Fantasy  Battles. En este universo encontraréis humanos, elfos, enanos, demonios… lo habitual en cualquier aventura de fantasía épica que se precie. Las miniaturas Citadel presentan con todo lujo de detalles esta ambientación y rápidamente iréis conociendo a cada personaje y monstruo que recorra la Silver Tower.

Objetivo del juego

Vuestra búsqueda os conducirá a través de ocho pruebas. Durante cada una de ellas exploraréis enrevesados pasadizos con la esperanza de hallar la gran cámara de la prueba, en la que tendréis la oportunidad de recobrar un fragmento de un poderoso amuleto. Si lográis juntar bastantes fragmentos podréis invocar al daemónico señor de la torre para librar un enfrentamiento final.

9f320b5e-834e-4a9d-a27d-28c9228a21cd

Pero no va a ser tan sencillo como parece. Cada una de las pruebas exige recorrer diferentes zonas de la Silver Tower y uno nunca sabe con certeza a qué enemigos y peligros se enfrentará durante el transcurso de cada aventura. Afortunadamente, siempre se puede volver a intentar cada prueba en la que los héroes fracasen. Con paciencia, habilidad y algo de suerte, toda tarea es posible.

Contenido

La caja de Warhammer Quest: Silver Tower contiene lo siguiente:

  • 51 miniaturas de Citadel
    • 1 Fyreslayer Doomseker
    • 1 Darkoath Chieftain
    • 1 Excelsior Warpriest (con su leal Gryph-hound)
    • 1 Knight-Questor
    • 1 Mistweaver Saih
    • 1 Tenebral Shard
    • 1 Gaunt Summoner de Tzeentch
    • 1 Ogroid Thaumaturge
    • 2 Skaven Deathrunners
    • 2 Pink Horrors
    • 4 Blue Horrors
    • 4 Brimstone Horrors
    • 6 Tzaangors
    • 8 Grot Scuttlings
    • 8 Kairic Acolytes
    • 8 Chaos Familiars
  • Una guía de 40 páginas con las reglas
  • Un libro de aventuras de 40 páginas con las pruebas
  • 18 cartas de Habilidad
  • 18 cartas de Tesoro
  • 40 cartas de Exploración
  • 13 secciones de tablero a doble cara
  • 6 cartas de Héroe
  • 21 dados de seis caras en cinco colores distintos
  • 1 marcador de Runa de Tzeentch
  • Varios marcadores de heridas, de aturdimiento y de portal, entre otros.

60010799002_WHQSilverTowerENG01

Como veis, el juego cuenta con suficientes héroes, monstruos y cámaras de la Silver Tower como para vivir una gran cantidad de aventuras distintas. Además, la calidad de los componentes da la talla. Las cartas, pese a no ser muy gruesas, tienen una calidad buena. Las secciones de tablero tienen una impresión sublime en sus dos caras y un grosor notable. Los libros vienen con todo lujo de ilustraciones y textos de ambientación. ¡Y qué decir de las miniaturas! Se montan sin dificultad alguna para alguien mínimamente familiarizado con el “hobbie” y reflejan todo tipo de detalles.

Recomiendo una espuma para poder guardar y transportar de forma segura y delicada las miniaturas una vez ensambladas. Yo suelo comprarlas en una empresa de Alemania, llamada Feldherr. De hecho, tiene un modelo de espuma específico para este juego y puedo decir que todo en caja a la perfección, aunque luego la caja original no cierra del todo, pero tampoco supone un problema.

Mecánica

Warhammer Quest Silver Tower es un impresionante juego en caja para de dos a cuatro jugadores, ambientado en la cambiante y laberíntica guarida de un siniestro Gaunt Summoner. ¡Coopera con tus compañeros para conquistar los secretos de la Silver Tower o acapara toda la gloria! Los personajes suben de nivel y adquieren fuerza conservando sus atributos de una partida a otra. Las trece secciones de tablero a doble cara aseguran que cada aventura sea distinta a la anterior. Una tirada de dados puede llevarte por inesperados derroteros, con literalmente miles de diferentes combinaciones de mazmorras.

La preparación de una partida de Warhammer Quest: Silver Tower es sencilla:

  • Un jugador elige ser el primero en adentrarse en la Silver Tower y toma la Runa de Tzeentch.
  • Empezando por el jugador marcado por la runa, y siguiendo el sentido horario, cada jugador elige una de las seis cartas de héroe y la coloca frente a sí, junto con la miniatura correspondiente.
  • A continuación, cada jugador toma uno de los marcadores de renombre de colores.
  • Se coloca el tablero de destino al alcance de todos los jugadores y se ponen todos los marcadores de renombre en la casilla del contador circular que está marcada con un círculo.
  • Se colocan los cinco dados de destino (los morados) junto al tablero de destino. Luego, cada jugador toma los cuatro dados de héroe del color de su marcador de renombre.
  • Se barajan los mazos de Tesoro y de Habilidad y se dejan en sus respectivos espacios sobre el tablero de destino.
  • Se coloca la sección de tablero que representa la cámara de acceso en el centro de la mesa. El jugador marcado por la runa sitúa su héroe junto a la salida del mismo y a continuación cada uno de los demás jugadores (en sentido horario) sitúa el suyo en cualquier punto de la cámara.
  • Se elige la prueba a realizar, escogiendo entre las presentadas en el libro de pruebas. Un jugador lee en voz alta su introducción.
  • Se configura el mazo de Exploración tal como sugiere la guía y se coloca boca abajo frente a la salida de la cámara de acceso.
Room6

Tres valientes héroes se enfrentan a un Tzaangor mientras un cuarto sigue explorando las cámaras de la Silver Tower.

Una vez hecho el despliegue, el juego transcurre a lo largo de una serie de rondas. Cada ronda se desarrolla con las siguientes fases:

  • Fase de destino: El jugador marcado por la runa tira los dados de destino, descarta los duplicados y resuelve las consecuencias.
  • Fase de héroe: Cada jugador toma un turno, empezando por el jugador marcado por la runa.
  • Fase de adversario: El jugador marcado por la runa activa los grupos de adversarios.
  • Fase final: El jugador marcado por la runa pasa la Runa de Tzeentch al jugador que tiene a su izquierda. Luego, las cámaras lejanas desaparecen.

En la fase de destino, los dados con resultado repetido se retiran de la tirada y provocan efectos aleatorios tales como la aparición de monstruos, eventos inesperados en las cámaras de la torre o incluso la aparición de los esbirros del Gaunt Summoner. Los dados que no son retirados de esta manera, quedan sobre el tablero de destino, listos para ser usados por los héroes en sus respectivos turnos.

En la Fase de Héroe, cada jugador toma un turno, en el que realiza lo siguiente:

  • Tirada de acción: Lanza sus dados de acción y los coloca en los espacios sobre su carta de Héroe, con los resultados que haya obtenido en la tirada.
  • Realizar acciones: Todos los héroes tienen tres acciones básicas (moverse, explorar y recuperarse de sus heridas), además de las acciones únicas que les brinde su carta de Héroe (habilidades de ataque o especiales). Para realizar una acción, basta con retirar de la carta de Héroe un dado cuyo valor sea igual o mayor al exigido para realizar dicha acción (las acciones indican al lado entre paréntesis el valor requerido). Cuando el jugador no tiene más dados en su carta de acción, termina su turno y sigue el jugador de su izquierda, hasta que todos han jugado su turno. Cabe mencionar que los dados del destino no retirados en la Fase de Destino pueden ser usados por los jugadores como si fueran dados de acción sobre su carta de Héroe. Para evitar que un jugador abuse usando todos los dados disponibles de esa reserva, cada vez que un jugador usa un dado de destino, el siguiente más alto queda bloqueado para ser usado por el último jugador en tomar su turno en la ronda en curso. Una idea inteligente y que a la vez da cierta estrategia a la cooperación del grupo.

Comento también que los héroes podrán ir ganando puntos de renombre al matar enemigos y al cumplir ciertas condiciones dadas por su propia carta de Héroe. Cuando un marcador de renombre da una vuelta completa al contador circular, el jugador que lo controla roba dos cartas de Habilidad y se queda una de ellas. Es la forma en la los Héroes ganan experiencia y se hacen más fuertes. También es posible encontrar tesoros en las cámaras de la Silver Tower. Al terminar una prueba, es posible que los héroes recuerden habilidades y guarden tesoros de caras a las siguientes pruebas de la Silver Tower, representando así su progreso. Aunque esto no siempre será posible dado el caracter engañoso y cambiante de la torre.

gw-03020799005_1

La gran variedad y la calidad de las miniaturas son simplemente impresionantes.

En la Fase de Adversario, el jugador marcado por la runa elige uno a uno qué grupo de enemigos de un mismo tipo activa, realizando una tirada de dados para ver en la guía de reglas la conducta que seguirá el grupo de enemigos en cuestión. Por regla general, los enemigos tienden a acercarse a los héroes y a atacarlos con las armas que les permita hacerlo, pero a veces hay otras sorpresas dependiendo del tipo de enemigo. Una vez todos los grupos de enemigos han sido activados, termina esta fase.

En la Fase final, el jugador marcado por la runa pasa la Runa de Tzeentch al jugador que tiene a su izquierda. Este jugador será ahora el jugador marcado por la runa y en la siguiente ronda deberá ser él quien tire los dados de destino en la Fase de Destino, quien tome el primer turno en la Fase de Héroe y quien active a los enemigos en la Fase de Adversario. Por último, antes de que empiece la nueva ronda, se retiran de la mesa todas las cámaras que estén lejos del grupo de héroes, retirando también todo marcador o miniatura que haya sobre ellas.

La guía de reglas incluye explicaciones, notas y consejos a medida que explica estas reglas. Casi seguro que en apenas un par de turnos ya las tendréis aprendidas y sólo consultaréis la guía de juego para ver los perfiles de los enemigos y las tablas de consecuencias del destino. En la última página de la guía hay una referencia para consultar rápidamente la información que se requiere más habitualmente.

Recomendaciones de compra

Este juego requiere un cúter y pegamento para plástico, como mínimo. La hoja de instrucciones para el montaje es muy clara. En realidad, sólo dudé un poco en el montaje del Tenebral Shard por no ver claro hacia qué lado colocar un faldón, pero me quedó claro al colocar la parte sobre la cintura, pues encajaba mejor del lado correcto. Salvo ese minuto de duda, el resto fue como la seda y en poco más de una hora tenía todas las miniaturas ensambladas y listas para jugar.

Por supuesto, como es habitual, el juego ganará mucho más si se pinta. Yo recomiendo pintar los enemigos con un método rápido y efectivo, trabajando a más detalle los seis héroes y el Gaunt Summoner, que son las miniaturas que más van a lucir sobre el tablero. ¡Son más de 50 miniaturas! Así que paciencia.

warhammer-quest-silver-tower-castellano

Con estas dos notas, doy a entender que este NO es un juego para alguien que no sienta interés por el “hobbie” o que le de pereza el ensamblar las miniaturas. Así que si este es tu caso, NO compres Warhammer Quest: Silver Tower y búscate mejor un The Others, un Zombicide! u otro juego que venga con las miniaturas pintadas.

Si en cambio te gusta el hobbie, te recomiendo muchísimo este juego. ¡Es más! El juego es ampliable si tienes más miniaturas de Age of Sigmar. En la guía de reglas ya propone más enemigos y héroes. Y tanto en la revista White Dwarf como en la aplicación oficial del juego para tableta y móvil, llamada WH Quest Silver Tower: My Hero, se proponen más héroes y cartas de habilidad y tesoro distintas para ampliar aún más el juego. Hay un total de 39 héroes extra, siempre y cuando compres sus miniaturas o uses otras para representarlos. Creo que también es posible combinar los héroes con los de Warhammer Quest: Shadows over Hammerhal, otro juego de Games Workshop ubicado en la misma ambientación, aunque con distinta jugabilidad. También se venden oficialmente paquetes de expansión con héroes adicionales.

silver-tower-arcane-heroes

Respecto al número de jugadores, yo ya he jugado dos pruebas distintas con mi novia y el juego está bien equilibrado y sigue siendo un reto (en cada prueba hubo un momento en que nos pusimos tensos porque parecía que íbamos a fracasar, aunque al final todo acabó bien). Así que no es necesario ser 3 o 4 para disfrutarlo, ni mucho menos. Tras cada partida, se puede apuntar en una hoja de papel el avance de los héroes. O puedes usar para ello la aplicación de móvil y tableta que he citado antes.

Como punto negativo, sólo puedo decir que la versión en castellano tiene algún que otro gazapo en los textos del libro de pruebas. Y que os va a tocar acostumbraros a que los nombres de enemigos, armas y habilidades se quedan en inglés. No es que sea un problema, pero es posible que cuando leáis algún texto de ambientación, algún jugador que no conozca mucho el universo de Age of Sigmar ponga cara de “what the fuck?” tras escucharos decir algunos nombres en inglés. A mí personalmente no me molesta, pero os lo apunto por si hay alguien más quisquilloso.

¡En definitiva! Si te gusta el “hobbie” y tienes al menos una persona con la que puedes jugar las distintas pruebas de Silver Tower, no dudes en hacerte con el juego. ¡Más aún si ya tienes otras miniaturas de Age of Sigmar y conoces su universo. En este juego encontrarás combates épicos, ingeniosos acertijos y pequeñas pruebas de habilidad. Eso, con buena estrategia y cooperación, os permitirá alcanzar la gloria dentro de la Silver Tower. ¡Siempre y cuando no tengáis una muy mala racha de tiradas de dados! Pues en este juego abunda el azar y todo se podría descontrolar con dos o tres malas tiradas seguidas en la Fase de Destino o en la Fase de Adversario.

Conclusiones

Los juegos de miniaturas siempre suelen ser caros. Especialmente si son miniaturas detalladas que exigen ensamblaje. No obstante, también son juegos visuales y que se pueden sacar fácilmente a la mesa porque sus reglas y su preparación son sencillas y porque a los jugadores nos gusta ver fácilmente representadas nuestras acciones en un juego, y no tener interminables y abstractos marcadores con recursos, pilas de órdenes e indicadores de número de turno.

En todo ello, Warhammer Quest: Silver Tower saca un excelente. En ambientación, en simplicidad, en calidad de sus componentes e incluso en “rejugabilidad”. Porque es muy probable que si jugáis más de una vez la misma prueba, las cámaras saldrán en distinto orden, cambiando el recorrido que seguirán los héroes. Eso, junto con las tiradas en las Fases de Destino, los héroes que queráis usar en la prueba y las decisiones que toméis, dará lugar a aventuras completamente distintas.

7992280eb2f619fcdcebac2c2a59a7e6

Espero que os haya gustado la reseña y que, si os gusta este mundillo, le echéis un vistazo al juego. Está disponible en castellano y en inglés (aunque en castellano es algo difícil de encontrar ya).

¡Hasta la próxima, aventureros!

5 comentarios en “Warhammer Quest: Silver Tower

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s